Recomendaciones prequirúrgicas

Recomendaciones prequirúrgicas

El área quirúrgica es un ámbito que requiere de la aplicación de unos cuidados específicos a los pacientes que se atienden. Es por ello, que la Enfermería debe estar preparada para ofrecerlos. Se detecta un vacío entre la consulta de preanestesia y el ingreso hospitalario del paciente, creándoles dudas, malestar y ansiedad prequirúrgica que pueden tener repercusiones en la recuperación postquirúrgica.

Por favor lea detenidamente las siguientes recomendaciones con el fin de lograr los mayores niveles de seguridad para su procedimiento:

  • Tener una consulta con un especialista que confirma la indicación de cirugía.
  • Tener una valoración anestésica como mínimo un día antes de la cirugía para valorar su estado de salud y clasificarlo como paciente apto para la cirugía.
  • Programar su cirugía de acuerdo con los procedimientos y con el equipo quirúrgico que los va a realizar.
  • Realizar exámenes de laboratorio ordenados.
  • No usar en las 2 semanas anteriores a la cirugía medicamentos a base de ASA (aspirina), anticoagulantes, corticoides de uso prolongado o medicamentos. Abstenerse de fumar o disminuir el número de cigarrillos día antes de la operación. (preguntar a su anestesiólogo)
  • Llegar 1 (una) hora antes de la programada para cirugía a la unidad quirúrgica
  • No llevar joyas, Maquillaje, Ni esmalte en manos y pies.
  • Ir en ropa cómoda.
  • El día de la cirugía debe tener el documento de identificación que tenga foto y venir siempre con un acompañante, para sentirse cómodo y tranquilo.
  • Debe presentarse en la Clínica, una hora antes de la cirugía, con un ayuno absoluto de 8 horas (no comer alimentos sólidos pesados).
  • Consentimiento informado: todos los pacientes deberán firmar su aceptación voluntaria del procedimiento anestésico, quirúrgico, luego de las pertinentes explicaciones e información verbal y escrita.
  • Al terminar su cirugía pasa a recuperación, en donde permanece hasta que haya estabilidad hemodinámica, movilidad y sensibilidad adecuada, se encuentre alerta y con sus reflejos normales. Una vez se logre esto puede ser dado de alta, previa prescripción de analgésicos y recomendaciones como citas de control.
  • Podrá irse de la Clínica siempre en compañía de un adulto responsable, en taxi, vehículo particular que no sea conducido por el mismo paciente o en ambulancia ya sea por decisión previa del paciente o por recomendación del equipo quirúrgico tratante.